Seguros

Allianz 900 11 71 17
Liberty 900 10 13 69
Reale 900 10 13 99
Axa 911 11 95 43

Allianz 900 43 00 43
Liberty 900 24 36 57
Reale 902 36 52 40
Axa 911 11 95 43

Por teléfono: 957 65 18 30
Email: seguros@englobat.es
WhatsApp: 638 58 03 33
Oficina: Av. De la Constitución, 17 – Montilla (Córdoba)

Los conductores habituales u ocasionales deben estar declarados en póliza, pero si el conductor en el momento del accidente es mayor de 25 años y tiene más de 2 años de carnet la compañía se hace cargo de todos los gastos. Si el conductor en el momento del accidente es menor de 25 años o tiene menos de 2 años de carnet, la compañía puede reclamar todos los gastos al propietario del vehículo y/o al tomador de la póliza.

Si, es posible realizar la contratación y la firma del cuestionario de salud de forma online, solamente necesitas tu teléfono móvil para certificar tu firma.

Administración de fincas

Lo primero es ponerse en contacto con el presidente o administrador de la comunidad, para que te informen de todos los detalles que necesitas saber sobre la comunidad.

Si, solo es necesario que el propietario del inmueble firme una autorización, la persona autorizada tiene derecho a voz y voto en dicha reunión.

Se debe realizar al menos una reunión al año, donde se presenten las cuentas del último ejercicio.

Hay varios motivos por lo que se puede impugnar el ser presidente, los cuales son: Vivir en una localidad distinta a la cual se localiza la comunidad.
Ser mayor de 70 años y/o sufrir una enfermedad grave.
Estar incapacitado legalmente.

Inmobiliaria

El desarrollo de compra de un piso puede tener varias fases según el tipo de comprador, su manera de financiarse, etc.

Aún así hay varios pasos por lo que la mayoría de los compradores pasa, o al menos debería pasar tanto antes de buscar piso como llegado el momento de firmar el contrato.

1. Evaluar tu capacidad económica, antes de comprar se debería saber hasta cuánto se podría llegar a pagar por un inmueble o al menos saber cuánto podríamos obtener con la hipoteca.

Visita a tu banco, o pide información a un especialista para saber cuál es tu capacidad financiera antes de empezar a buscar un piso que esté por encima de tus posibilidades.

Este paso hará que tu búsqueda sea mucho más específica y certera, quitándole mucha incertidumbre a toda la experiencia.

2. Tener claro qué vivienda se quiere/necesita, este punto parece obvio pero no tiene porque serlo.

Aunque nos empeñemos en buscar el piso perfecto en la mayoría de los casos, éste no existe. Es bastante probable que en algún momento del proceso de compra vayas a tener que sacrificar algunas características de la lista que tu casa debería tener

3. Realizar una contraoferta por el piso, pero siempre y cuando el inmueble no esté ajustado de precio, si este es el caso es posible que termines perdiendo el piso

4. Acudir al registro de propiedad para ver si el inmueble tiene cargas, la nota simple te dará todos los detalles del inmueble, desde el tipo del mismo (solar, residencial), los metros cuadrados o la titularidad del propietario.

Una carga es una obligación económica que pende sobre la vivienda. En caso de compraventa, estas obligaciones se pasarán al nuevo comprador, por lo que antes de firmar un contrato es importante acercarnos al registro de propiedad para ver si pesa alguna carga sobre el inmueble que deseamos comprar.

5. Firma del contrato de arras, es un pre contrato que se hace para la reserva del inmueble. Normalmente se cierra con el depósito del 10% del valor del inmueble por parte del  comprador, pero es una cantidad que se puede acordar entre las partes ya que no hay obligación legal de depositar una cantidad en concreto. Este paso es vinculante a la compra, por lo que debes tener claro que puedes encontrar financiación

6. Consecución de la financiación, con el contrato de arras ya firmado llega el momento de buscar financiación para la compra del piso. Lo más natural es acudir al banco o a una entidad similar a pedir prestado el dinero. En el caso español debes conocer los diferentes tipos de hipoteca, en los cuales variará el tipo de interés a lo largo de la duración del préstamo.

Para que el banco pueda otorgarte una hipoteca, antes tendrás que realizaran tasación de la vivienda. Esta tasación la tendrás que realizar con una entidad homologada, normalmente los bancos suelen trabajar con ciertas compañías, aunque el coste de las mismas recaerá sobre ti.

7. Firma del contrato de compraventa y escritura del piso, una vez conseguida la financiación se hace el contrato de compra venta, y se escritura el piso, este paso puede durar hasta 2 meses.

El contrato de compraventa se puede hacer entre las dos partes afectadas (es decir, entre el comprador y el vendedor), sin embargo a la hora de escriturar la nueva pertenencia del piso si se necesita un notario.

Aun así es común que el contrato de compraventa se realice en presencia de algún profesional como un gestor, un abogado o incluso un notario.

 

Firmar una hipoteca es una de las decisiones económicas más importantes para una familia. Sin embargo, el proceso no siempre es todo lo sencillo que debería. En esta página explicaremos cómo pedir una hipoteca y tener éxito y mostraremos algunas de las mejores opciones para financiar tu vivienda

1. Busca hipotecas y compara online, el interés no es la única condición importante, pues la vinculación (seguros, planes de pensiones, etc.) podría incrementar bastante el coste total de la hipoteca.

2. Pide información y negocia con el banco, lo ideal sería reunirnos con el director de la oficina de varias entidades, que suele ser el profesional más experimentado, y presentarle nuestro perfil financiero para ver cómo podría mejorar las condiciones de la hipoteca.

3. Entrega la documentación pertinente, los bancos suelen tardar entre dos y cuatro semanas en estudiar las solicitudes y aprobarlas.

4. Estudia la FEIN, la FiAE y el resto de documentos, comprueba que las condiciones de la FEIN son las que esperabas y que no hay ningún producto combinado que no quieras.

5. Haz una provisión de fondos, insiste al banco para que ajuste al máximo la previsión del coste, pues así tendrás que aportar menos dinero.

6. Ve a la notaría antes de la firma, lee atentamente todos los documentos para poder superar el test sobre las condiciones de tu hipoteca que te hará el notario.

7. Firma la escritura de tu hipoteca, si tuvieras alguna duda, siéntete libre de preguntar para estar seguro antes de firmar.

 

 

A la hora de poner en alquiler una vivienda, es necesario cumplir con una serie de plazos y requisitos que exige la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) para que el alquiler sea completamente legal. Cuando vayas a iniciar el proceso de arrendamiento de una vivienda (ya seas inquilino o propietario), debes conocer cuáles son los documentos, trámites y requisitos para alquilar una vivienda con arreglo a la ley. Para que, como propietario y arrendador, no incurras en ningún error (el cual puede desembocar en un problema en el futuro) os vamos a contar cuáles son los pasos clave para alquilar un piso legalmente

1. Pedir consejo profesional para alquilar la vivienda o incluso para gestionar el arrendamiento puede ser muy útil por varios motivos. Además de ayudarnos a establecer un precio adecuado para la casa o piso, también nos ayudará a seleccionar el inquilino y nos asesorará a la hora de firmar el contrato.

2. Segmentar el perfil del arrendatario, antes de poner a comercializar el alquiler del inmueble, es muy importante crear una segmentación por un determinado tipo de perfil de personas. Esta segmentación debe ir enfocada a nuestras prioridades.

3. Preparar la vivienda para alquilar, debemos ser conscientes, que una mala preparación de la vivienda según nuestro perfil ideal de arrendatario, puede provocar la pérdida de muchas oportunidades. Lo que debemos saber, es si tenemos un inmueble adecuado para ellos o si tenemos que dirigirnos a otro público objetivo en función de las características del piso.

4. Filtrar los posibles arrendatarios, un buen arrendatario con un contrato de trabajo y una nómina correcta es el primer paso para saber si cuenta con ingresos regulares y puede hacer frente a la renta mensual del alquiler. Pero, para hacer un estudio de viabilidad correcto, tenemos que pedir más documentación, pedir referencias o comprobar la solvencia en los registros públicos de morosidad.

5. El precio del alquiler, las variaciones en el mercado inmobiliario pueden suponer un problema a la hora de establecer el precio del alquiler de una vivienda. Un precio demasiado alto dificultará la firma del contrato y un precio demasiado bajo hará que el propietario pierda rentabilidad.

6. La fianza y garantías adicionales son de obligatorio cumplimiento según la ley de arrendamientos urbanos (LAU), y debe ser equivalente a una mensualidad de renta cuando se alquila una vivienda. Además de la fianza, la ley permite que pidamos al arrendatario otras garantías adicionales que cubran un posible impago.

7. Un contrato de alquiler correcto, debe incluir la identidad del arrendador y el arrendatario, la identificación de la finca, la duración y la renta inicial del contrato y las cláusulas concretas que las partes hayan acordado.

8. Cumplir con la normativa al formalizar el contrato de arrendamiento de vivienda hay que tener en cuenta si contiene cláusulas nulas, es decir, aquellas cláusulas que establecen limitaciones a los derechos del inquilino, concedidos por la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU).

9. Contratar un seguro de alquiler, es imprescindible que incluya una garantía de cobro en el caso de impago de la renta por parte del inquilino, la compensación por vandalismo o deterioro del inmueble y la cobertura de los gastos de un abogado.

10. La importancia del arrendatario de confianza, debemos tener muy en cuenta que sí tenemos un buen arrendatario que paga la renta puntualmente y que cuida de la vivienda. A veces será interesante, incluso, hacer una rebaja en la renta mensual, si el inquilino nos transmite seguridad y tranquilidad durante el tiempo que dure el contrato.